Miguel Ángel Sáez

gordo_de_ideasEste señor llamó mi atención. No paraba de garabatear notas en su minúsculo cuaderno. Su concentración era absoluta, sus gafas resbalaban de vez en cuando por su nariz y sus labios balbuceaban frases inaudibles. En fin, uno de tantos personajes que pululan por los subterráneos de Madrid.

 

Anuncios