Hubo un personaje televisivo que espetaba contínuamente el anglicismo como grito de guerra: ¡¡¡Energy!!! Los practicantes de algunas artes marciales también usan el “Kiai” para liberar energía en el instante del golpe. Todos hemos probado el efecto reconstituyente de una sonora carcajada espontánea. La energía está ahí, dentro de nosotros; nos fue concedida junto con el regalo de la vida para ponernos en marcha. ¡Hagamos algo bonito con ella!

20111215-095327.jpg

Anuncios