Hacer una foto de mi interior, captar un sentimiento, un estado de ánimo. Liberar la mano dejando que sea el corazón el que hable. Recuperar la ingenuidad del niño, jugar con un vasito de plástico como si fuese el juguete más caro del mundo. Desaprender lo aprendido, romper con la academia, huir de los convencionalismos, bajar la montaña en busca del niño. Recuperar al niño, recuperar al niño, recuperar al niño.

20110912-075722.jpg

Anuncios